domingo, 10 de agosto de 2008

MALDITA VEJEZ



Otra vez lo ha hecho, la vejez nos ha pillado distraidos y se ha instalado en la cama de la abuela. La muy egoista cada dia la aleja mas de nosotros.
Apenas la reconozco, salvo cuando me mira a los ojos y sonrie, esa mirada sigue siendo la misma, se que nunca la va a perder.
Me ha dejado la mejor herencia del mundo: cuentos que sabemos todos sus nietos, historias de un ayer que siempre sentire muy lejano, que fueron su vida.
De ella aprendi que nunca se deben perder las buenas maneras (la abuela es un tratado de educacion y protocolo viviente), que vale mas una caricia que mil ramos de flores, y lo mas importante, que ser distinto es lo mas hermoso del mundo.

La gente mas cercana a mi sabe que mi abuela es experta en dar puñaladas, pero por mucho que me haya dicho, se que esta orgullosa de mi, que fui su primer nieta,que soy la unica que le recuerdo al abuelo, que soy su preferida. Y, a pesar de su estado, sigue emocionandose cada vez que me ve, y estirando las que un dia fueron firmes manos, pidiendome un abrazo.

Pero la abuela se esta llendo, cada dia un poco mas. Y otra vez tengo esa horrible sensacion de que todo el tiempo que paso con ella no es suficiente, porque se que cada tarde puede ser la ultima, y no puedo hacer nada mas.Cuidar todos los tesoros que me ha dejado, y dejar de mirar el maldito reloj.

9 comentarios:

Eli dijo...

Disfruta de ella mientras aún puedas, corazón.
Pero recuerda que aún cuando se vaya, no se habrá ido del todo.
Todos esos sentimientos que acabas de expresar seguirán perdurando en tí.
Es el mejor homenaje que le puedes hacer.

Lenka dijo...

Completamente cierto. Es la única baza que le podemos ganar a la Parca Maldita. Que se nos lleva a la gente pero no puede llevarse nada más, no puede llevarse los recuerdos, las sonrisas, los secretos, las miradas, las historias, ni la sangre que nos late dentro, ni los gestos que aprendimos sin darnos cuenta, ni esa memoria que los nuestros nos prestaron y que nos permitió viajar en el tiempo y conocer sus vidas. Nada de eso muere, Lo. Y cada vez que nos sueltes un refrán de los suyos, cada vez que nos riamos socarronas ante los modelitos de una boda, cada vez que nos sirvas tú en la mesa manejando los cubiertos con precisión de cirujano, cada vez que nos cuentes una de sus historias, ella estará sonriendo en alguna parte, y sobre todo dentro de ti. Así que dale todos esos abrazos que te pide y alguno más, para que emprenda el viaje sabiéndose tan querida y con ese tesoro tuyo por equipaje.

Aquí nos tienes para todo. Muchos besos, Fuerza y honor.

Cris dijo...

Lo importante es todo el tiempo que has podido disfrutar con ella, todos los sentimientos vividos, y que seguirán ahí.
Muchos besos.

Rogorn dijo...

Muchos ánimos, Lo

Albe dijo...

Un abrazo gigante

Marechek dijo...

Ánimo corazón. Te entiendo perfectamente, ya sabes que hace poco tuve la misma experiencia. Sólo puedo decirte que después de esa sensación angustiosa de que se te va poco a poco un ser querido, al final quedan los recuerdos tan bonitos que tienes con ella. Y que la recordarás siempre en los buenos momentos. Un abrazo cielo

bowman dijo...

En fin. Un abrazo fuerte.

rmitxelena dijo...

He conocido este espaciohace tiempo por casualidad, no se quien eres ni de donde, pero quiero que sepas que me encantan tus comentarios, tus poemas, tus reflesiones.
Yo que me encuentro a veces tan solo, me haces sentirme bien.
He leido que has estado mal, que lo estas pasado mal,solo pudo puedo mandarte un fuerte abrazo desde el anonimato y desde la distancia.
Gracias por lo bien que escribes
Roberto

Guaja dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras.

Roberto, pocas cosas pueden reconfortar a uno tanto como saber que hace que otra persona se sienta bien, aunque solo sea un poquito.

Sigue entrando en "mi casa", es todo un placer.