domingo, 9 de noviembre de 2008

CAMINITO ...PUFF!!!


La verdad es que no se por que, pero he empezado esta entrada mil veces, y siempre acabo dejandolo.

Como resumen puedo decir que le dije a mi tio todo lo que tenia que decirle, y que eso me hizo ganarme el respeto de sus hijas (he recuperado dos primas).

Mi padre .... esto es mas complicado; mi padre es tal cual habia pensado, lo que por un lado me hace sentirme bien conmigo misma, porque me he cansado de analizar las cosas que hacia y decia, y he llegado a la conclusion acertada. Pero en el fondo me hubiese gustado haberme equivocado, que hubiera tenido un par de buenas excusas para todo lo que paso. No fue asi, y no pasa nada, a todos nos gustaria equivocarnos alguna vez.

Mi abuela no quiso verme, gracias al majete de mi tio. Sin comentarios.

La mujer de mi padre y su familia han sido lo mejor del viaje. Me han tratado mejor que los de mi propio apellido, me han hecho sentir como en casa.

A parte de eso un monton de reencuentros emocionantes, con mil anecdotas de mi niñez que yo no recordaba.

Y como no, visitas a dolor: La Bombonera, La Boca, Caminito, San Telmo, Palermo, Belgrano. El Microcentro, Plaza San Marcos, Las Cañitas y muchas cosas mas con Corsi, Puerto Madero, la Palza de Mayo, el Obelisco, .... .

En fin, la cosa es que la visita me sirvio para terminar de cerrar muchas cosas, y se trataba de eso.

9 comentarios:

Alberich dijo...

Eres una valiente.
Q no t quepa la menor duda.

Un abrazo XXL

Kaken dijo...

Me alegro de que estés de vuelta.
Imagino que reposarás las experiencias vividas y las volverás a tu favor.
Un beso gordo, ya estás en casa.

Ina dijo...

Nos alegra que hayas vuelto de una pieza Guaja. Como dice Kaken, a reposar lo vivido y a sacar lo bueno que hay en ello. Un beso.

Corsaria dijo...

Me alegró mucho compartir un rato de tu vuelta a esta tierra. Más me alegra saber que pudiste cerrar lo que venías a cerrar.

Lenka dijo...

Qué brava que eres. Celebro cada triunfo. Y me duele lo de tu abuela, eso que no me atreví a preguntarte por si había salido mal. Ahora debería decirte que tu tío esto y lo otro, que el rencor no sirve de nada, pero lo que me apetece decir (mandando al cuerno el karma y el buen rollo) es que estoy segura de que a ese tipo la vida le estará dando y le dará lo que se merece.

De tu abuela no sé qué decir. Ojalá pudiera ayudarte de algún modo. Ojalá haya forma de solucionarlo. Ojalá ella pudiera saber... todo. Si hubiera alguna forma, una llamada, una carta, qué sé yo. Ya hablaremos si quieres, y si no, nos callaremos juntas. Sólo decirte que lo lamento y que aquí estoy si puedo ayudar en lo que sea.

Un beso enorme, y recuerda que lo que tuviste y lo que eres nadie te lo quita, ni siquiera ese infeliz.

Cris dijo...

Me alegro de que hayas vuelto. Como ya han dicho, ahora a sacar lo bueno de todas las experiencias. Besos.

Eli dijo...

¡Olé ahí esa Guaja valiente!
No hay nada como ponerse torera para recuperar la paz.
Besos, cielo, te hemos echado de menos.

Lal dijo...

Bienvenidísima, valiente.

Rogorn dijo...

Espero que al final pese más lo bueno que has encontrado que lo malo. Quédate con lo primero.

Besos y estrujones (moderados)